Mostrando entradas con la etiqueta Ocaso. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Ocaso. Mostrar todas las entradas

jueves, 8 de julio de 2010

OCASO

Muchas veces la conciencia de haber llegado tarde enmascara el hecho de haber llegado demasiado pronto; no hay un comienzo ni un final absolutos para los asuntos humanos. Pero la larga espera es detestable para los que están saciados del ocaso y quieren ver ya el amanecer; para los que, por haber nacido en la divisoria entre dos épocas, no presenciarán siquiera aquello que más desean: ver al tiempo barrer su mundo, y a ellos mismos con él.